Las playas de Canarias difieren mucho unas de las otras. En las islas orientales (Fuerteventura, Lanzarote y Gran Canaria) las playas suelen ser de fina arena dorada mientras que en las occidentales (Tenerife, La Gomera, El Hierro y La Palma), suelen ser más pequeñas y de arena negra o callaos (piedras). En algunas ocasiones, el color de la arena difiere en una misma isla, en la que en determinadas zonas predomina la arena negra y en otras la arena dorada e incluso blanca, sobre todo en las islas orientales.

Testimonios